Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Usabilidad para tu tienda online

La usabilidad. Esa palabra “nueva” que ahora todos tenemos presente y que, además, queda genial cuando la soltamos delante de un público no demasiado entendido en la materia. ¿Usabi… qué? Usabilidad. O el arte de hacer que las cosas sean sencillas y usables. Vamos, que no tengas que hacer un esfuerzo sobre humano, o buscar el martillo de Thor para conseguir que el producto que buscas entre dentro del carrito.

Ecommerce usable

Es de sentido común, y eso lo saben bien las grandes superficies, que cuanto más fácil resulte la compra menos resistencia a la misma se producirá. Compramos más por impulso y de forma irracional que de forma consciente, al menos es lo que se desprende de los últimos estudios y descubrimientos en neuromarketing. Por ello, resulta comprensible que si conseguimos que la experiencia de venta sea sencilla nuestros compradores nos reportarán más beneficios.

Entonces ¿por qué nos empeñamos en hacer las cosas tan complicadas?

Es una pregunta con trampa. Los que tenemos tiendas online no queremos hacerlo difícil. Es más, nos gusta que nuestros clientes estén contentos y llenen sus carritos a rebosar. Pero no es fácil que la usabilidad sea lo que prime en nuestro escaparate online.

Para que una tienda sea usable debe esmerarse en eliminar todo aquello que puede hacer que el cliente potencial se lo piense demasiado. Si el futuro comprador tiene que hacer un mínimo esfuerzo, para completar la compra, olvídate. Esa compra se la llevará un competidor directo tuyo.

Busca la sencillez y claridad. Los elementos no deben aparece apelotonados y sin armonía. Procura que lo primero que ve el usuario sea escueto y atrayente. De ahí que los fondos blancos con grandes imágenes que lleguen a nuestros sentimientos e instintos más primarios son lo ideal para nuestro escaparate.

Todo visible, claro y siguiendo los estándares.

Idealmente la ficha de producto debe tener:

  • Una superimagen
  • Un frase “slogan” que el cliente interiorice
  • Una atractiva y breve descripción del producto
  • Un botón de compra Grande y claro a la derecha de la imagen
  • El precio final que pagaré por el producto

Una vez estos elementos estén claros y bien trabajados seguiremos con el resto de descripciones, características, comentarios de clientes, etc.

Dado que no es fácil hacer una tienda usable y amigable seamos sensatos y no hagamos nada que sea un atentado a la facilidad de compra. No inventes lo que ya está inventado y claramente interiorizado en la mente del comprador. Vamos, no quieras ser innovador en lo que ya se considera un estándar. Por ejemplo; no hagas que al darle al logo éste gire y muestre una oferta. Lo que la gente espera, al hacer click sobre el logo, es que nos muestre la página home de la tienda. Cualquier otra cosa hará que el navegante se desoriente y decida marcharse.

Por lo tanto, sigue lo ya establecido y no intentes cambiar el mundo en materia de usabilidad.

Comments

Submit a Comment