Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Objetivos SMART. Para no perderse en mil cuestiones

En el trepidante mundo de los negocios e internet todo sucede a una velocidad desmesurada. Nuevas tendencias, nuevas herramientas, nuevas formas de hacer las cosas. Este frenesí diario nos lleva a una forma de afrontar nuestras tareas diarias con un ritmo y metodología que nos aleja de nuestro verdadero cometido. Si queremos tener éxito debemos centrarnos y no perder el foco de lo que estamos intentando conseguir.

todo objetivo debe ser smart

Para ello lo primero es pensar en el objetivo real que se quiere conseguir. Un buen método para poder enfocar nuestros objetivos es hacer pasar a dichos objetivos por el tamiz SMART. No, no es nada nuevo ni complejo, se trata de aplicar el sentido común a todo aquello que queremos acometer.

El método SMART fue introducido por primera vez en 1981 por George T.Doran.  Los objetivos SMART han sido ampliamente utilizados para alcanzar los indicadores clave de rendimiento en la gestión de proyectos. Los objetivos SMART son importantes porque nos mantienen enfocados y motivados de una manera organizada.

Pero ¿qué es eso de SMART? pues es el acrónimo de Específico, medible, realizable, relevante, en el tiempo. Del inglés Speficic, Measurable, Attainable, Relevant, Timely

Así tenemos que, para un objetivo determinado que nos planteamos hay que preguntarse sí :

Es específico y no generalista. Un objetivo debe ser significativo, simple y específico. Esto es; debemos ser capaces de describir claramente su misión y lo que se espera de él. Básicamente hay que describir porqué es importante su consecución y cómo se va a desarrollar.

Todo objetivo debe poder ser medido. Así que habrá que pensar e indicar de qué forma se medirá y cuales son las métricas que lo evalúan.

Existen infinidad de metas que se pueden acometer, pero siempre deben ser escogidas aquellas que son más realizables y realistas. Huye de cuestiones faraónicas que no aportarán más que desánimo y desmotivación a tu equipo.

El término relevante subraya la importancia de escoger objetivos que sean determinantes y concretos. Una tarea es relevante si todos los departamentos la sienten como tal y está alineada con el resto de metas.

Y por último, una meta debe estar enmarcada en un espacio de tiempo concreto. Esto hará que tengamos un horizonte de cumplimiento, lo cual ayuda a conseguir un ritmo de avance aceptable en los proyectos y no se van postergando en función del caos de micros tareas diarias que nos suelen rodear

Submit a Comment