Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Gestionar un B2B con magento.

Gestionar un B2B con magento.
M. Ferrer

En los entornos B2B solemos necesitar funcionalidad para que un cliente final no pueda comprar productos en nuestra tienda online, ya que los precios y formas de pago varían con respecto al precio que se tiene pactado con el distribuidor. Realmente lo que necesitamos es poder vender a una serie de clientes determinados que tenemos previamente registrados en nuestra plataforma.

En algunas ocasiones será necesario, además, no mostrar los precios de los productos a visitantes no registrados. O bien , mostrar solamente precios venta público.

También es frecuente que tengamos que indicar si disponemos de suficiente stock para poder atender el pedido. Como ya conocemos esto no es un problema para magento, ya que puede ser configurado para realizar un control exhaustivo del stock.

Por otro lado, y siguiendo con otra de las problemáticas de los B2B, tendremos que tener presente el maravilloso mundo de los descuentos 😀. Cierto es que, este tema, depende mucho del tipo de negocio. Si no es muy compleja la gestión, podremos establecer reglas generales y particulares para gestionar los mismos desde la propia tienda. Será fundamental agrupar los clientes y productos para poder determinar dichos dtos.

Los descuentos suelen ser cálculos complejos, y es posible que no sea una buena idea dejar un tema tan delicado en manos del software de la tienda virtual. Por lo que en estos casos, el Cliente B2b, no verá su precio real final. Dicho cliente ya conoce los pactos que tienen con la empresa y la tienda online es una herramienta para recoger los pedidos y poco más.

Dicho esto, podemos deducir que existen diversas formas de abordar el problema. Y este, se podrá complicar más o menos dependiendo del negocio y los recursos informáticos disponibles para realizar procesos que necesitemos.

Algunas arquitecturas válidas para montar el b2b.

Ahora que ya nos hemos puesto en situación y sabemos lo que queremos, vamos a plantear cómo resolverlo con Magento.

Desdoblar la tienda

Una forma sencilla, y con muchas posibilidades,  es optar por desdoblar la tienda en dos. Es decir, tener dos tiendas. Una de ellas especializada en atender y resolver los problemas de la parte B2b y una segunda, si también vendemos a cliente final, que recogerá todos los pedidos de los clientes finales.

También podemos optar por resolver la problemática en una única tienda, solo que no tendremos tanta flexibilidad, y sobre todo, será mucho más fácil cometer errores que permitan accesos a información sensible para nuestro negocio. Me refiero a problemas derivados de errores en la configuración e introducción de los datos que establecen la separación entre el mundo B2C y B2B.

Gracias a la capacidad Multitienda de Magento, podemos crear otra Tienda con url “especial” para poder tener solo acceso para clientes B2B registrados y autorizados por nosotros.

La idea es dividir nuestro magento en dos, tres, cuatro… o las partes que necesitemos. Esto, con magento, es bastante sencillo de llevar a cabo. Mediante esta separación podemos utilizar y configurar todas las características y funcionalidades de la tienda online dependiendo si la orientación es B2B o a B2c.

Pensemos que magento es capaz de compartir casi toda su información entre sus tiendas, incluida la de productos y cms, por lo que no es nada complejo mantener simultáneamente dos o más “tiendas” con un único magento y, lo más importante, un único catálogo.

Inicialmente, siempre pensamos en resolver las pequeñas barreras que separan los mundos B2B de los del B2C con pequeños retoques en la plataforma. Pero a medida que pasa el tiempo las necesidades se van haciendo cada vez más grandes. Por esa razón, establecer una arquitectura separada nos permitirá crecer sin demasiados traumas. Además, nuestro marketing también cambia en función del mercado al que nos dirigimos. Por lo que nuestros sliders, banners, call to actions, copys y demás deberán ser diferentes dependiendo a qué mercado nos dirigimos.

Todo en una única tienda.

Desde esta perspectiva, lo que tenemos es que realizar son “cambios” en la información mostrada dependiendo de si el usuario esta “logueado” o no. También deberá conocerse si pertenece al “mundo” del B2B o B2C

Por lo general queremos impedir el acceso a la compra de un cliente no registrado y perteneciente a un grupo de clientes. Se supone que todos los clientes registrados de un grupo determinado pueden realizar la compra en el sistema.

Por lo que ocultando el botón de añadir al carrito de la compra resolvemos gran parte del problema que se nos plantea.

Submit a Comment