Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Entorno digital y competencia

Es cierto que internet ofrece unas grandes oportunidades de negocio, es cierto que existen millones de personas navegando por la red, no es menos cierto que cada año el porcentaje de ventas realizadas por este canal aumenta. Ahora bien, detrás de estas estupendas frases existe una realidad que no siempre se cuenta.

Estudia a tu competencia

Sin dejar de ser ciertas las afirmaciones anteriores, también tenemos que conocer que existen miles, por no decir cientos de miles, de tiendas online. Queramos o no, por norma general, la gente busca las tiendas en los buscadores (Google, Bing, etc.). Estos buscadores presentan los resultados por páginas, ofreciendo entre 10 y 20 resultados por cada una. Pueden presentar cientos de páginas, pero, seamos sinceros, somos humanos y pocas personas van más allá de la primera página. Esto significa que la realidad es, que tenemos miles de negocios que quieren, deben, estar en los primeros resultados de las páginas devueltas por los buscadores.

En el entorno digital estamos ante un mercado tremendamente competitivo en el que todos los comerciantes deben hacerse un hueco en un gran centro comercial. El centro comercial, ofrecido por internet, es inmenso. Pero es único, y los visitantes solamente visitan y conocen a los comercios que se muestran en su plaza mayor, ahora conocida como Google.

Sobresaturación de información

Paradójicamente, el exceso de oferta, produce una sobresaturación de información. Esta saturación hace que no seamos capaces de ver con profundidad el escenario en el que nos movemos. Nos movemos por percepciones, sentimientos e intuiciones dentro del gran centro comercial. Pero este se encuentra repleto de plazas, calles y callejones. Además, todo es dinámico y cambia en función de aquello que el comprador desea adquirir.

Como vendedores, necesitamos tener información relevante sobre dos cuestiones fundamentarles; lo que la gente quiere comprar y el resto de tiendas que ya se lo están ofreciendo. Es decir; clientes, mercado y competencia del mismo son informaciones clave que debemos estudiar con profundidad para poder desarrollar nuestras estrategias de marketing y venta.

Lo primero de todo, mirarnos a nosotros mismos. Nadie mejor que nosotros conoce nuestro producto. Es fundamental, y aquí puede que resida una de las claves del futuro éxito, conocer nuestras palabras clave.

¿Palabras clave? ¿y eso que es? Sencillo, son los términos por los que la gente te encuentra en los buscadores. Si no te encuentran no podrán entrar en la tienda. Si no entran en la tienda no comprarán. Las palabras clave o “keywords” son algo que debe ser estudiado con profusión y detalle. Cuando realizamos el estudio, de estas palabras, siempre en la mente debe estar presente el concepto de que es lo que la gente busca y no, que también, el nombre en el catálogo del producto, o el nombre técnico del mismo.

Estudio de la competencia

Un segundo factor fundamental ¿Quiénes son nuestra competencia? Sin conocer con quien competimos no podremos determinar bien el enfoque de nuestras acciones de marketing digital. Saber a quién debemos “vigilar” permitirá estudiar sus acciones y modular las nuestras. Determinará nuestra capacidad en el mercado e incluso decisiones de reorientación hacia un nicho o sector diferente. Dicho esto es necesario que podamos responder, entre otras, a las siguientes preguntas

¿Quién es nuestra competencia?

¿Qué lugar ocupan en un ranking personal en nuestro nicho de mercado?

¿Dónde queremos estar dentro de este ranking?

¿Qué publicidad están haciendo?

¿Cómo la están haciendo?

¿Cuáles son sus keywords principales?

¿Qué estrategia de posicionamiento están siguiendo?

¿Cómo es su tienda online? ¿Qué ofrece? ¿Qué promociones presenta?

Realizar un análisis, de este tipo de información, será de gran interés para poder orientar todas nuestras reflexiones y acciones. Sin esta información, es sencillo que nos perdamos en un mar de suposiciones que pueden no estar bien enfocadas y que finalmente nos hagan perder un tiempo precioso, por no hablar de inversiones innecesarias que no acaban de aportar los resultados esperados.

Afortunadamente, en los negocios online, todo es digital. La información es abundante y pocos datos quedan ocultos a los ojos de un atento observador. Gracias a la gran cantidad de herramientas existentes y con la pericia suficiente podemos responder a todas las preguntas anteriores.

Destacar que, si bien, existen decenas de herramientas, siempre es importante que las interpretaciones realizadas, de los valores aportados por ellas, sean realizadas por expertos o gente entrenada para poder extraer los valores importantes que afecten directamente a decisiones importantes del negocio.

Comments

Submit a Comment