Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Cómo monetizar una aplicación móvil

Cada día se descargan unos cinco millones de aplicaciones móviles en España y se lanzan cerca de 3.000 nuevas aplicaciones al día. Esto no quiere decir que, aunque se descarguen, todas estas aplicaciones se usen activamente, pero da una idea muy clara de la revolución que está experimentado el mundo de las apps, como consecuencia directa del uso masivo que cada día hacemos de nuestros dispositivos móviles. Son nuestro juguete favorito y lo llegamos a consultar hasta 150 veces al día, según revelaba un reciente informe de Telefónica.

apps-moviles

¿Conclusión? Hay un potente mercado alrededor de las aplicaciones móviles. Sin embargo, monetizar una app no es una tarea fácil. Una cosa es que, como usuarios, estemos cada vez más dispuestos a  descargar y hacer uso de apps y otra muy distinta es que, al menos de momento, estemos dispuestos a pagar por ello. Y la prueba está en que prácticamente el 90%,  de las apps que se descargan en el mundo son totalmente gratuitas, según un estudio publicado por la firma americana Startapp.

Básicamente, hay tres vías principales para monetizar y sacar partido de una app:

  • Modelo de pago: es obviamente la vía que mayor rentabilidad puede generar, pero no termina de despegar bajo la conciencia del “todo gratis”. Los usuarios no estamos por la labor de pagar directamente para usar una app, a menos que la aplicación ofrezca unas funcionalidades que nos interesen muchísimo. De hecho, los beneficios de las apps de pago están en plena caída libre y se estima que la tendencia continúe en esta línea.
  • Modelo Freemium: es el más empleado a día de hoy a la hora de pensar en monetizar una app y el más popular entre los usuarios.  De hecho, este modelo supone hasta el 69% de los beneficios de las apps de la App Store e incluso más, el 75%, en el caso de Google Play, según los datos de la plataforma de desarrollo de apps Yeeply.com. El modelo Freemium consiste en ofrecer una aplicación gratuita y ofrecer actualizaciones o funcionalidades extra de pago.
  • Publicidad: es otro de las vías preferidas por los desarrolladores para rentabilizar una app, aunque cada vez va perdiendo más terreno frente al modelo Freemium. Simple y llanamente, se trata de generar ingresos a través de publicidad en la aplicación. No hay que perder de vista que la gran mayoría de los usuarios piensa que la publicidad en las aplicaciones móviles es muy intrusiva. La publicidad lo puede ser de por sí, pero más aún si calibramos el tamaño de la pantalla de un dispositivo móvil frente a la de un PC. En cualquier caso, si apostamos por este modelo, que no deja de ser una buena vía a explorar para monetizar una app, habría que buscar fórmulas lo menos intrusivas posibles (permitir que se pueda cerrar fácilmente la publicidad, aprovechar para presentar la publicidad  mientras se carga la app, etc).

Submit a Comment