Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Las 5 metas para vender por internet. Una hoja de ruta.

Si estás decidido a vender por internet es hora de que conozcas todas las metas que debes ir consiguiendo. Existe diversidad de temas que debes conocer, reflexionar y clarificar. Me gustaría, en este artículo, dejarte claro que objetivos debes cumplir para garantizarte ciertas posibilidades de éxito.

5 metas para vender por internet

1. Conoce donde te metes

Como ya vimos en un post anterior el 97% de los clientes que nos visitan no nos comprarán. Esto sucede por encontrarnos ante un canal de venta que ha experimentado un crecimiento exponencial. Existe una competencia feroz y todos competimos por aparecer en la primera página de los resultados de búsqueda en Google.

Por este motivo, debes reflexionar, y mucho, sobre dónde te metes. La venta por internet no es ninguna panacea. Eso sí, todavía queda hueco para muchos comercios, siempre que aporten una idea novedosa e innovadora. Debemos tener claro dónde nos metemos y cuáles son las características de este nuevo canal de venta. Estudia tu entorno digital y a la competencia.

2. Trabaja en el modelo de negocio

Si hay algún trabajo que te va a resultar muy rentable, durante todo el proceso de creación de tu negocio, este es el destinado a crear tu modelo de negocio. Lo que pretendemos es asentar las bases y pilares desde donde podremos modelar y construir la mayor parte de los aspectos básicos de nuestra empresa. Básicamente, es un ejercicio de reflexión que nos aporta un marco para poder pensar y profundizar en los aspectos que distinguirán nuestra tienda online.

Aunque tengamos muy claras las cosas, siempre es útil hacer este tipo de ejercicios. Hasta que no este plasmado en un documento escrito, no se puede considerar que el plan de negocio está definido. Y sin un plan trazado, será complejo que llegues a cumplir tu objetivo final de vender por internet.

Así que, manos a la obra y fuera la pereza. Confecciona tu plan, tu hoja de  ruta. Una metodología sencilla y fácil de aplicar es el método o modelo canvas. Tal y como explicamos en “Quiero vender por internet” , este método se basa en responder a una serie de preguntas claras sobre 9 puntos básicos que conforman un negocio.

  1. La segmentación de tus clientesDefinir los diferentes grupos de personas a los que pretendemos alcanzar.
  2. Tu proposición de valorDescribe el paquete de productos y servicios que crean valor para un segmento específico de clientes
  3. Los canalesCómo la empresa se comunica y llega a sus segmentos de clientes para ofrecer una propuesta de valor
  4. Relaciones con los Clientes. Determinar los tipos de relaciones que una empresa establece con segmentos específicos de clientes.
  5. Flujo de Ingresos. Por dónde llegarán los ingresos.
  6. La Estructura de Costes. Tener claros nuestros costes es fundamental para poder realizar las previsiones de ingresos correctas.
  7. Recursos clave. Lo que necesitas para llevar a cabo el día a día
  8. Actividades Clave. Lo que hay que hacer para que todo funcione.
  9. Aliados Clave. Indicar la red de proveedores y colaboradores que hacen posible el negocio

Una vez tenemos nuestro modelo de negocio, ya sabemos realmente lo que queremos hacer. Ahora podemos hacer números para fijar objetivos de venta y necesidades reales de tráfico. Los cuadros mínimos que debemos componer son: Costes totales, para fijar el objetivo de ventas. Costes (directo e indirectos) de los productos, para obtener el precio medio del producto. Número de pedidos mensuales necesarios y número de visitas mensuales necesarias para llegar a nuestros objetivos.

Paralelamente a esto, y una vez trabajado el punto 1 del modelo canvas, debemos realizar un amplio estudio de las Las palabras clave que determinarán muchas de las tareas posteriores.

3. ¿Dónde y cómo puedes vender?

No olvides que no solamente puedes vender desde una tienda online de tu propiedad. Existen otras “formas” con las que puedes probar si vas bien encaminado antes de lanzarte a realizar una inversión mayor. Puedes alquilar una tienda online en la que pagas una pequeña cantidad al mes y disfrutas de una completa infraestructura para vender por internet. También puedes utilizar los grandes marketplaces existentes y aprovechar su descomunal tráfico para experimentar si tu producto o servicio despierta interés entre el público.

Como fórmula alternativa a las anteriores, puedes utilizar la fuerza de tu blog para recomendar y vender productos relacionados con la temática del blog. Recuerda que el blog tiene un gran poder de persuasión. Nada mejor que comprar un producto a aquella persona que te lo recomienda desde su experiencia. Experiencia trasmitida desde los diferentes escritos de dicho blog.

4. Tienda online y usabilidad

Al pensar cómo debe ser tu tienda online hazte las siguientes preguntas ¿Cuál es el motivo para que decidamos dónde comprar? ¿Por qué en algunas tiendas nos cuesta poco decidirnos? Existen tiendas que nos incitan y persuaden para realizar allí la compra. Por otro lado, se ven algunas tiendas que más que atraer nos invitan a marcharnos rápidamente a la competencia.

Tengamos muy presente que la mayoría de las decisiones de compra no son conscientes. La clave está en persuadir. Hay que motivar al subconsciente de nuestro cliente. Debemos conocer algo de la psicología del comprador en una tienda online para poder trabajar en aquellos aspectos que nos lleven a unos mejores ratios de conversión.

Otro aspecto muy importante es conocer que en internet no leemos, escaneamos los resultados. Entramos en las páginas y solamente destinamos 4 o 5 segundos para ser convencidos. Por lo que toda página web debe tener un objetivo claro y trasmitir su mensaje principal en esos segundos que nos conceden nuestros visitantes.

La buena disposición de tus productos puede suponer un aumento considerable en tu ratio de conversión. Planear el catálogo al crear tienda online es una actividad imprescindible. Al organizar las categorías del escaparate ten siempre presente las palabras clave que atraen a los visitantes y reflexiona sobre las necesidades de los usuarios. Pensar en los perfiles y personalidad de los compradores será de gran utilidad. Si hiciste un buen trabajo en los puntos uno y dos de tu modelo de negocio tendrás ya mucho trabajo avanzado.

Algunos buenos ejemplos para la disposición de productos y categorías los puedes encontrar en regalador.com o en sarenza.es. Observa como los productos son organizados y ofrecidos cubriendo las diferentes necesidades que los clientes pueden tener.

5. Marketing online

En internet no hay vendedores, hay  marketing. Recuérdalo. Todo el trabajo de atraer y encandilar a tus futuros clientes lo tiene que realizar el marketing online. Aquí no existe la figura del vendedor que está detrás del mostrador.

 ¿Por qué necesito marketing Online? Porque hay mucha competencia y no tenemos más remedio que estar visibles. la cuestión es ¿Estarás visible cuando los clientes estén intentando resolver una necesidad? Es fundamental atraer el suficiente tráfico de calidad y convencerlo para que realicen la compra en tu web.

Todo ecommerce debe tener clara su estrategia y plan de marketing. Debe tener, en función de sus posibilidades, su propia receta de marketing  que le haga llegar a tener la visibilidad necesaria para la consecución de las ventas.

Un blog, campañas de seo y adwords, email marketing y redes sociales son algunas de las disciplinas a abordar para empezar con el marketing online.

Espero, si has leído todo esto, haberte ayudado en la definición de tu proyecto ecommerce ¿Crees que me he dejado algo? Dímelo y vamos completando todo lo necesario para definir las metas necesarias para tu ecommerce.

 

 

 

Submit a Comment